Desnudar la mirada y permitirle gritar

"El poema cesa de ser comunicación para volverse contacto" Julio Cortàzar //
Bienvenido/as a este espacio de resonancias y complicidad con la poesía, con la palabra enunciada y anunciada. Algunas ternuras andan por acà . . .

sábado, 16 de mayo de 2009

Por ellas digo

Que hurgan una historia
sin promesas


Fue tu protegido y el tuyo también.
Por él, nos arrojaron sin ropas
al fuego del infierno.
Y allí ardimos
hasta cauterizar la herida más pequeña,
la más profunda y cóncava herida.

Cenizas de colores se esparcieron
en el territorio adormecido
de nuestro destierro.
Y fuimos fugitivas de un tiempo disperso.
Y fuimos capturadas en la incierta ruta
de los polvorientos afectos.


Arranca soles esta mañana sin vestir,
y burla una luna de pasillos;
y vos y yo
continuamos esparciendo siluetas
en el borde más estrecho de los días.

Fue tu protegido y el tuyo también.
Por él buscamos el cuenco
con la marca del amor
en las desoladas salinas de nuestra niñez.



No hay crepúsculos
ni venas azules en el protegido
aunque él y ella
aún desvelan margaritas de clamor.